Entrenamiento,Mentalidad

Visualizar un ejercicio puede limitar la pérdida de fuerza

27 Mar , 2020  

Marco Aurelio escribió en sus Meditaciones que no necesitaba ir de viaje porque cerraba los ojos y ya se encontraba allí. Robert M. Sapolsky en su guía del estrés «¿Por qué las cebras no tienen úlcera?» describe cómo se activan los sistemas fisiológicos en igual medida si vivimos una situación que si la imaginamos.

La imaginación activa o imaginación motora consiste en imaginarnos a nosotros mismos haciendo un determinado gesto. Con esta estrategia podemos generar actividad cortical similar a la que se desarrollaría con el trabajo de fuerza (estudio, estudio). No es válido hacerlo mientras vemos televisión o estamos distraídos ya que cuánto mejor sea la réplica de a las condiciones reales en nuestra mente, mejores resultados se obtendrán (estudio):

  • Misma sensación física. Sentir el peso de la barra o mancuerna, notar que sube la frecuencia cardíaca, etc.
  • Ambiente: La olor, la luz, el ruido, etc.
  • Tarea: El ejercicio con todo detalle. Cómo estamos sentados, la posición de manos y pies, etc.
  • Ritmo: La misma velocidad a la que haríamos el ejercicio, mismas pausas cogiendo aire, etc.
  • Emociones: pensamientos que tendría durante ejercicio, focus, etc.

En sujetos no entrenados los resultados pueden ser mejores. En este estudio mostraron como la imaginación activa interna (imaginando en primera persona no en tercera persona) aumentó la fuerza del bíceps sin hacer el ejercicio, sólo imaginándolo.

Este otro estudio comparó a dos grupos de sujetos. Los dos grupos fueron sometidos a una inmovilización de muñeca durante 4 semanas por lo que no podían ejercitar el brazo. Uno de los dos grupos practicaba la imaginación activa 5 veces a la semana replicando en su mente como sería el entrenamiento de fuerza. El otro grupo no hacía nada. Cómo era de esperar ambos grupos vieron reducida su fuerza, pero el grupo que NO practicaba la imaginación activa perdió el doble de fuerza que el que sí lo hacía.

Por lo tanto la técnica de imaginación activa o imaginación motora puede limitar la pérdida de fuerza durante un periodo de inactividad.

, , ,


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.